Certificación

Política de Convivencia Laboral

Uno de los pilares que sostienen una buena empresa es la convivencia y las buenas relaciones laborales entre todos los trabajadores.

Es por ello que resaltaremos las normas más lógicas que favorecen a la convivencia, ya que siempre estamos en continua relación con otros, y es sumamente incómodo trabajar en un ambiente desagradable. El rendimiento, no es el mismo, de una persona que está a gusto con lo que hace, que aquella que hace algo por simple obligación o con molestia.

Entonces, para favorecer la convivencia laboral se recomienda:

  1. Ser respetuoso: Con los compañeros, compañeras, jefaturas, clientes y personas en general.
  2. Saludar con gusto: El saludo no se le niega a nadie, lo cortés no quita lo valiente, salude donde quiera que llegue.
  3. Sonreír: Ante todos sonríe, la gente no tiene la culpa de sus problemas, esos déjelos en su casa, entre más estresado te encuentres más difícil será la relación con sus compañeros. Si se siente muy agobiado pida ayuda en las instancias que la empresa le ofrece (jefatura, psicólogo laboral y/o trabajadora social).
  4. Ser leal: La lealtad significa estar comprometidos y ser responsables con nuestro grupo de trabajo, jefaturas y compañeros que nos rodean, así también como con la empresa, sin olvidar que ella está compuesta por un grupo de personas al cual todos pertenecemos; en la medida en que seamos leales con el resto ellos también serán leales con nosotros.
  5. Tener presente siempre una disculpa: Sea humilde, siempre esté dispuesto a disculparse, a veces se pueden presentar pequeños conflictos o malos entendidos pero siempre es bueno reconocer las fallas. Peor es ser orgulloso que humilde.
  6. Ser Honesto: Consigo mismo y con los demás, las caretas tarde o temprano se caen y todo cae bajo su propio peso.
  7. Ser Tolerante: Es verdad que no puede haber buena química con todo el mundo, pero es bueno ser tolerante y pensar antes de decir cualquier cosa que duela al otro y agrande el problema, cuando algo suceda reúnase con su superior y plantee el problema.
  8. No hablar mal de otro: Esto nunca es bueno ya que el ambiente se suele tornar incómodo y lleno de chismes, en los cuales hasta usted mismo puede quedar mal parado.
  9. Ser Servicial: Nunca está de más hacerle un favor a un compañero y cuando uno sea el que lo necesita diríjase al otro por favor, recuerde que no es obligación de nadie, simplemente es hacer las cosas por ayuda y camaradería entre los congéneres.
  10. Poner todo su empeño en lo que hace por el bienestar de la empresa: Su parte en la empresa sea pequeña o grande ayuda al desarrollo o al deterioro de la misma, así que cada persona ocupa su lugar y su labor es necesaria y si lo hacemos bien estaremos dando nuestro granito de arena para el éxito de todos.
  11. Cuidarse y cuidar a sus compañeros: Proteja la seguridad de usted y de sus compañeros de trabajo, recuerde que su salud es importante y que en su casa le espera su familia.
  12. Si algo no le gusta o le incomoda: Busque a la persona del inconveniente y comuníqueselo de la mejor manera posible, mediante el diálogo y la comunicación.
  13. No mantener relaciones amorosas en el trabajo: Las relaciones amorosas entre compañeros o con subalternos van en contra de las buenas relaciones en el trabajo. Si la relación es verdadera deberá comunicarla adecuadamente.
  14. Valorar el trabajo bien hecho: Reconozca y valore el trabajo bien hecho ya sea por las jefatura, por sus pares o por sus subordinados, buscando de esta manera fomentar una cultura del mérito donde se reconozcan los logros y esfuerzos de nuestros compañeros de trabajo.
  15. Comprometerse con su trabajo: Hágase responsable con su trabajo y su empresa, cumpla con las obligaciones que ha adquirido y los objetivos de su trabajo, entendiendo lo importante que es.

Recuerde:
El ser humano es libre de estar donde desee y de formarse como desee, pero si usted decidió formar parte de esta empresa, ponga su esfuerzo en dar lo mejor de sí y así será cada día mejor.

Nunca olvide que todos somos parte de un todo y que el éxito depende del engranaje de sus partes. Por ende los pensamientos en colectivo deben estar por encima de los individuales.

 

Departamento
de Recursos Humanos

Los Andes, Marzo del 2013.

 

 

 

Facebook
Twitter